Un gran cambio para un gran piso: en esta vivienda de 130m2 en la zona alta de Barcelona realizamos una intervención integral, tanto en distribución cómo en acabados.

Interiorismo vivienda

En este caso los propietarios tenían como requisitos principales tener una vivienda amplia y luminosa, con grandes espacios para compartir toda la familia. Querían un hogar con una atmosfera cálida y acogedora, pero sobre todo con soluciones prácticas para el día a día.

Armario recibidor

La idea principal era abrir esos espacios pequeños con poca funcionalidad  para crear espacios diáfanos y continuos que respondan a las  nuevas necesidades de nuestros clientes.

Cocina abierta

Estamos frente a un diseño de estilo  minimalista con pinceladas de estilo Japandi y Mediterráneo, que incorpora materiales nobles como la madera, de roble en parquet y salón y de fresno en cocina y dormitorios, y acabados tipo piedra en tonos grises suave; todo este conjunto se integra en perfecta concordancia con una base de tonalidades claras y acentos de color verdosos o burdeos en algunas piezas de iluminación, decoración o mobiliario.

Comedor en cocina

En la distribución de esta vivienda diseñamos dos grandes zonas diferenciadas: el área social, compuesta por salón-comedor, cocina, recibidor y terraza, y el área privada, compuesta por dormitorios, baños, zona de trabajo y lavadero.

Comedor minimalista

Estas dos áreas se comunican entre ellas a través de unas grandes puertas correderas de madera de roble listonado que proporcionan privacidad si se mantienen cerradas y que al abrirse quedan ocultas en la pared propiciando la integración de los espacios cuando sus usuarios lo deseen.

Gran sofà

El área social de esta vivienda se extiende a través de las zonas nobles cómo son el salón y el comedor desde la cocina hasta la terraza. La integración visual es total y nos da la sensación de amplitud, luminosidad y fluidez entre los espacios, que están únicamente distribuidos por el mobiliario y la iluminación. El objetivo es disfrutar visualmente de la vegetación de las zonas verdes delante del edificio incluso desde el momento que ponemos el pie en la vivienda.

Mesa en la cocina

La cocina abierta combina en el mobiliario acabados de madera de fresno con tiradores negros y muebles altos en lacados color gris. El pavimento se resuelve con grandes piezas de porcelánico gris neutro y para la encimera y el frontal se ha optado por una porcelánico pétreo en tonos claros. Todos los electrodomésticos quedan integrados a excepción de la gran nevera americana.

Cocina en madera de fresno
Zona de comedor en cocina

El toque desenfadado lo aporta el papel pintado que enmarca el banco de la mesa de la cocina coronada por dos lámparas Caravaggio de Fritz Hansen y formando así una zona de comedor para el día a día. La funcionalidad, el orden y el confort definen esta parte de la vivienda.

Cabecero de cama exento

El dormitorio principal tiene una distribución personalizada y original ya que se organiza a partir del mueble del cabezal exento de madera de fresno. En la parte posterior este se transforma en una área de trabajo con mucho espacio de almacenaje y iluminación natural gracias a los grandes ventanales en esquina.

Zona trabajo en casa

Las lámparas dobles de techo modelo Lampegras de DCW Editions enfatizan esta doble función del mueble cabecero y aportan un toque de color a este espacio dónde predominan los tonos neutros de la madera de fresno, los blancos y lacados grises en el mobiliario.

Cabecero con mesitas de noche

Otro punto a destacar en la suite es el baño abierto a la habitación en la zona del lavabo, con el revestimiento de porcelánico tipo piedra en varios tonos de grises y el gran mueble del lavabo de madera maciza de Paulownia listonada.

Lavabo doble
Madera listonada

La iluminación ha estado especialmente cuidada en este espacio, incorporando la luz indirecta bajo el mueble camerino que junto al aplique integrado en el espejo aportan un aire de calidez y elegancia a éste dormitorio suite.

Gres porcelánico
Baño porcelánico
Ceramica hexagonal

El dormitorio de lo niños es único,  si bien se definen zonas de descanso y estudio, es también  un espacio con un aire lúdico que juega con los niveles de las literas  de los niños, armarios y espacios de almacenaje incorporados en los desniveles, un espacio que seguramente hace muy especial la hora de irse a la cama.

Literas para niños
diseño distribución vivienda